Los sonidos del verano.

Durante el día mientras realizamos nuestras actividades diarias si nos paramos a escuchar unos segundos observaremos ese canto que siempre nos acompaña y que normalmente no le ponemos atención, es el canto de la “chicharra” o lo que es lo mismo de la cigarra. Tienen un cuerpo robusto y tienen diferentes tonalidades que van desde un verde hasta un tono negro.

Es en los días mas calurosos cuando podemos apreciar su canto, el canto pertenece a los machos que lo emiten para atraer a las hembras, ya que solo los machos poseen la capacidad de cantar. Algunas chicharras macho pueden llegar a morir cantando debido a un cambio de presión en el órgano productor del sonido.

Al caer la noche el puesto es cedido a los grillos que poseen ese canto tan peculiar. Se puede apreciar perfectamente desde los balcones, jardines y terrazas de nuestros hogares cuando salimos a refrescarnos por las noches estivales. Estos insectos corren por el suelo a gran rapidez y excavan sus madrigueras en el suelo. La entrada a la madriguera siempre ha de estar limpia ya que es ahí precisamente donde instala su propio escenario en el cual puede cantar y atraer a las hembras. Al igual que la chicharra los grillos macho son los únicos que pueden cantar. Los machos frotan sus alas, las cuales han perdido su capacidad de vuelo emitiendo de este modo su tan conocido canto.

Es magnifico poder disfrutar estos dos cantos que muchas veces pasan desapercibidos por el único y simple hecho de que no nos paramos a ponerles un poco de atención.

Feliz verano a todos.<-->

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield